Estudio para Señoras 12-03-2014

Encuentro con Señoras

Encuentro con Señoras – Levantar las Defensas

Les compartimos el estudio completo para la Reunión de Señoras de esta semana. Pueden descargar el archivo completo aquí.

LEVANTAR DEFENSAS

TEMA: LA AMISTAD CON DIOS – 7º Mensaje
TEXTO: (Juan 15:14, 15, 19)
“Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.”

INTRODUCCIÓN

Sentimos el gran amor de Dios por nosotros en Jesús revelado. Aquel que es Maravilloso, Puro, Santo y Verdadero Amigo. El Señor Jesús es el amigo que nos ama, nos ayuda, nos defiende, nos escucha en todo momento. Él está disponible para nosotros en todas las horas del día, pues sabe nuestra dependencia. Él es el amigo fiel.

DESARROLLO

Cuando nuestro Salvador y mejor amigo, Jesús derramó su sangre en la cruz antes de morir dijo: “…Consumado es…” – (Juan 19:30). El velo del templo se rasgó en dos, de arriba a abajo. Dios, declarándose, en este momento, como nuestro verdadero amigo, pues nos estaba dando a Jesús, su Hijo para morir por nosotros, para nuestra salvación, cumpliendo en este acto el Pacto que hizo con el hombre. Santiago habla en su carta que la amistad del mundo es enemistad con Dios, cualquiera que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios – (Santiago 4:4). Esta amistad con el mundo que nos separa de Dios, nos hace perder nuestra intimidad con Él. Es una infidelidad a Dios, una infidelidad a nuestros compromisos con Él. Nuestras acciones hechas en obediencia a la voluntad de Dios, nos vuelven sus amigos.
Abraham, Moisés, David y muchos otros siervos fueron amigos de Dios, porque ellos hicieron lo que Dios había ordenado – (Santiago 2:23 – Éxodo 33:11 – Hechos 13:22). Este gran amigo provee todo para nosotros en nuestro caminar.
Cuando Él nos dice: “Yo soy el agua de la vida” en cualquier situación Él viene y sacia nuestra alma y hay refrigerio, paz, consuelo, seguridad. Cuando Él nos dijo: “Yo soy el pan de vida” El viene y nos fortalece con su palabra y nos da aliento.

APLICACIÓN

Fuimos llamados para esta caminata. En este llamado Él nos dijo: “…No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros…” – (Juan 15:16). Cuando estamos débiles para caminar, nuestro amigo viene y toma nuestras manos, porque fue Él quien nos escogió. Recordamos siempre, que el Señor Jesús es nuestro mejor amigo, dispuesto a escucharnos y atendernos.
Siempre que estamos caminando en el camino, si escuchamos su voz, obedeciendo sus orientaciones y clamamos por este amigo, Él jamás fallará. En este llamado, en esta gran caminata, estaremos levantando defensas, si somos amigos de Dios.
“Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.” – (Santiago 2.23)

%d personas les gusta esto: