Estudio para Señoras: La Resplandeciente Estrella de la Mañana

Encuentro con Señoras

Encuentro con Señoras

LA ALABANZA AL REY DE REYES, SEÑOR DE SEÑORES QUE REINA ETERNAMENTE

* Nota: Este estudio corresponde al que debe ser usado para las reuniones de señoras de la próxima semana, a partir del día 9 de Julio de 2014.

“Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana”. Apocalipsis 22:16.

INTRODUCCIÓN

Toda alabanza, honra y gloria, sean dadas al Rey de Reyes, al Señor de Señores, aquel que Reina y Reinará eternamente.

Está es la alegría de la Iglesia Fiel, ofrendar al Rey de Reyes toda su gratitud, su adoración su alabanza a aquel que la redimió, a aquel que hizo de ella identidad suya, a través de su sangre, al Dios Justo (El Sol de Justicia) que la juzgará con justicia, al Yo Soy, al Alfa y la Omega, La Rosa de Saron, y El Lirio de los Valles, La Brillante Estrella de la Mañana, al León de la Tribu de Judá. A Él, sólo a Él, nuestra gratitud y nuestra alabanza.

DESARROLLO

En la caminata de su pueblo en el desierto el Señor Dios habla en una profecía acerca del Señor Jesús, de aquel que vendría para reinar y usa la expresión estrella.

“Lo veré, mas no ahora; Lo miraré, mas no de cerca; Saldrá ESTRELLA de Jacob, Y se levantará cetro de Israel, Y herirá las sienes de Moab, Y destruirá a todos los hijos de Set”. (Números 24:17)

La promesa de que la estrella (Jesús) procedería del trono de Jacob, también es hecha a  David. “Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino”. (2 Samuel 7:12)

El pueblo en la caminata fue vencedor. Pasó por grandes luchas, grandes obstáculos, pero tomaron posesión de la promesa hecha a ellos, llegaron la Canaán, la tierra prometida por Dios.
Jesús nace de la descendencia de David, como fue profetizado. Los ángeles anuncian su nacimiento de forma gloriosa. Los magos vieron la estrella que les apareció como señal y van a Belén para adorarlo. La estrella que vieron en el Oriente iba delante de ellos hasta llegar al lugar donde estaba el niño (Jesús).

La iglesia brota, crece, cae en la gracia del pueblo, pero es probada, pasa por luchas, persecuciones.  Los apóstolos y discípulos son usados con poder, son honrados por el Señor, pero van a las prisiones, cueva de leones, hogueras, pero el nombre de nuestro Dios era exaltado.
Juan pastoreaba la iglesia de Éfeso, fue llevado preso y desterrado a la Isla de Patmos.

En Patmos Juan fue arrebatado en espíritu y en visión recibió las revelaciones del Apocalipsis. Ve a Jesús glorificado, ve acerca de las siete iglesias del Asia, ve la nueva Jerusalén.

La iglesia de Tiatira vivía en medio del engaño, mentira, hechicería, idolatría, prostitución, falsos profetas. A ella fue hecha una promesa “Al que venciere le daré la Estrella de la Mañana”. (Apocalipsis 2:28)

La Estrella de la Mañana (Jesús) nos habla de un nuevo día, un nuevo amanecer, una nueva vida para la iglesia (la eternidad). El encuentro de la iglesia con el Señor Jesús, la gran victoria, el Sentido de la iglesia. El Señor después le mostró a Juan la Nueva Jerusalén, hace algunas amonestaciones y promesas, Él habla: “Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana”.

CONCLUSIÓN

Vivimos el periodo profético, periodo de la medianoche, momentos de pruebas, aflicciones y luchas. Estamos caminando en el desierto, sin embargo se aproxima el término de la caminata. La promesa está próxima a cumplirse, el Señor Jesús vendrá y veremos “La Resplandeciente
Estrella de la Mañana”.

Todo se hará nuevo, entonces alabaremos, cantaremos con los ángeles en la eternidad. “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos…” (Apocalipsis 21:4) “y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes”. (Apocalipsis 22:4).

%d personas les gusta esto: